Continúa la construcción de la Sagrada Familia

La Sagrada Familia de Barcelona se comenzó a erigir en el año 1882. Actualmente, continúa sin estar completamente acabada. Se estima que  faltarían entre 10 -11 años para  finalizar  su construcción.

El genial artista Gaudí heredo el ambicioso proyecto de esta icónica construcción, un año después de comenzados los trabajos, para cambiar absolutamente el proyecto inicial y replantear el diseño del templo con 18 espectaculares torres, de las cuales solo una se concluyó antes de su fallecimiento.

No paran las obras en la Sagrada Familia

Cada día, un buen número de visitantes acuden a ver este emblema de  Barcelona, pese a sufrir enromes  colas para su visita. Resulta una visita ineludible en cualquier viaje a la capital catalana.

De las 18 torres del proyecto de Gaudi, a día de hoy solo ocho están construidas. El número de las torres salía de los doce apóstoles, cuatro evangelistas, una dedicada a la Virgen  María y otra a Jesús. Además, las  alturas de las torres vendría determinada por la jerarquía a la que estaba dedicada dicha torre; también hay tres fachada  dedicadas al nacimiento, pasión y gloria de Jesús.

Resulta imposible calcular el dinero que se ha gastado y el que queda todavía por gastar en la construcción de la Sagrada Familia de Barcelona. Se estima que actualmente el presupuesto llega a las 27 millones de euros que se cubren en parte por donaciones privas y lo que se saca de las entradas.

El actual arquitecto director de la basílica Josep Faulí ha fijado  el 2026 como fecha de  la finalización del templo,  si bien  no garantiza que el acceso este terminado, pero si todas las demás estructuras, torres fachadas y el conjunto principal del templo.

Encima, la conclusión del conjunto de las obras  de la Sagrada Familia podría llegar a afectar a unas 150 viviendas, aunque en un principio se hablaba de  850 más de 134 años en construcción  en la ciudad de Barcelona

Por último, el Ayuntamiento de Barcelona está realizando un completo estudio de la  la zona dado el movimiento turístico que orgina el lugar, que llevan a miles de personas cada día a visitar la gran obra de Gaudí.