Los quioscos de souvenirs y productos artesanos se reducirán en Las Ramblas

No paran las novedades en torno al turismo de Barcelona. El nuevo Ayuntamiento sigue regulando todo lo relacionado con el turismo en la capital de Cataluña.

De este modo, los quioscos de souvenirs y productos de elaboración artesana que existen en Las Ramblas no responden al interés general y se van a eliminar. Esta es la postura definida en el Plan Especial de Ordenación de la Rambla que el Ayuntamiento va a someter a votación en el plento del consistorio barcelonés.

Este plan viene de lejos. Así, el anterior alcalde, Xavier Trias, se planteó este asunto. La polémica está servida pues cualquier cambio en Las Ramblas es centro de controversia.

Nuevo plan para Las Ramblas

El nuevo plan es la reformulación de la concejal de Ciutat Vella, Gala Pin, sobre el que dejó el anterio alcalde Trias y que el actual Ayuntamiento  considera que favorece a los intereses de los empresarios y hoteleros agrupados en la asociación Amics de la Rambla. Ahora el Ayuntamiento de Barcelona desea recuperar la esencia de Las Ramblas.

Con tal fin, se plantea reducir los quioscos de Las Ramblas: 16 de flores, 11 de prensa, el del Museo de Cera y 9 de cupones de la Once. Asimismo, los quioscos de prensa y los de flores tendrán que ocupar un largo máximo de 4,4 metros.

Los quioscos de flores no podrán estar ubicados uno delante de otro y deberán cumplir un régimen de distancia en relación a las paradas del Metro, los ascensores o edificios catalogados. Tampoco las terrazas de bares podrán permanecer confrontadas. Todo ello busca  priorizar los usos de los peatones, esponjar el paseo de Las Ramblas  y facilitar la comunicación entre Gòtic y Raval.