Un flamante museo-tienda sobre la gastronomía y el patrimonio catalán se inaugura en LaS Ramblas

Un nuevo icono turistico llega a Las Ramblas, el paseo más conocido de Barcelona. Así, se ha inaugurado el  el Espai Patrimoni, un singular museo-tienda con un formato moderno  que se basa en  la divulgación del patrimonio cultural y gastronómico de Cataluña.

El Espai Patrimoni se ubica en los bajos del Palau Moja, en la popular esquina de Rambla con Portaferrissa. Tras tres años de obras, al fin, se ha inaugurado este lugar.

El Espai Patrimoni funcionará como  un museo-tienda con la historia catalana como punto central, una singlar cafetería gastronómica y un excelente punto de información turística con venta de todo tipo de  entradas.

Un nuevo hito turístico en Barcelona

En primer lugar, el museo-tienda ocupará la mayoría  del espacio y  se dividirá en 13 fases históricoas: prehistoria, íberos, legado griego, legado romano, Románico, Gótico, Barroco, Industrialización, Modernismo, Genios artísticos (Picasso, Miró, Dalí) y Contemporaneidad.

Cada época contará con su espacio expositivo. Asimismo,  se acompañara de una variada selección de productos a la venta que tienen que ver con la temática expuesta. Se podrán comprar calzado, ropa, artesanía, joyas, alimentos, elementos de decoración, libros, DVDS y, por supuesto, los típicos souvenirs

Por otro lado, la cafetería estará abierta desde las 9.00 a las 0.00 horas. Así, el visitante podrá desayunar, almorzar, merendar y cenar probando los platos más típicos de Cataluña.

Por otra parte, el Espai Patrimoni funcionará como un punto de información turística. De este modo, un mostrador central servirá para aclarar cuestiones cómo la manera de llegar a los elementos patrimoniales que explica la zona museizada y, encima venderá allí mismo las entradas para visitarlos.

En un primer momento, este espacio barcelonés  no incluirá atractivos solamente lúdicos, como parques de atracciones, centros comerciales o estadios de futbol, pero en el futuro podrían llegar.  Todo dependerá de como el público responda ante el Espai Patrimoni.