El parque de atracciones Tibidabo bate su récord de visitantes

El parque de atracciones Tibidabo

El parque de atracciones Tibidabo ha superado las delicadas consecuencias del accidente mortal que se produjo en El Péndulo en el mes de  julio del 2010 y ha batido durante  esta temporada de verano la afluencia que tenía registrada desde el año 2002, con  más de 447.500 visitantes.

Según los datos facilitados de  los responsables del parque de atracciones de Barcelona, con un incremento del 16 % con respecto al verano del año anterior, el parque de atracciones ha rebasado el máximo histórico de asistencia con 447.531 visitantes, 60.000 más que el año anterior. Todo un éxito.

Encima, este parque barcelonés ha obtenido  el récord de visitantes durante un mes de agosto con 136.701 visitantes, superando por mucho los datos de 2008, que hasta ahora mantenía el récord de asistencia durante este mes estival. Además, se han batido récords en relación al número de socios del Tibiclub, el pase de temporada que permite acceder al Tibidabo todos los días del año, y que este 2014 celebra su décimo año de vida.

Así, en total, 11.051 nuevos socios se han sumado al Tibiclub, que ya tiene registrados a 76.525, lo que supone un crecimiento del 40 % en los últimos 3 años. Esta iniciativa va mejor.

La principal novedad de la temporada del parque de atracciones de la capital de Cataluña ha sido la puesta en marcha la  nueva noria panorámica Giradabo, de 20 metros de diámetro y 16 góndolas, una adaptada a personas con movilidad reducida, con una capacidad de 750 personas por hora.

Esta moderna noria, ubicada en su sitio  tradicional en el mirador, a 500 metros sobre Barcelona, dispone de un sistema de iluminación de 4.252 leds que, combinados de varias maneras crean diversos efectos que iluminan el parque y han cambiado el ‘skyline’ nocturno de la ciudad mediterránea.

El juego de luces, que está encendido cada noche siempre que el parque vaya a abrir al día siguiente,  empieza a a la puesta del sol, cuando la visibilidad lo permite, y no se apaga hasta las dos de la madrugada.

Foto vía Bienvenido a Barcelona